LA PATOLOGIA DE LA COLUMNA MEDIANTE EL ABORDAJE XLIF O DLIF O LATERAL DIRECTO

El abordaje XLIF o lateral directo (DLIF), es un planteamiento novedoso que consiste en poder trabajar el disco intervertebral desde la parte lateral de la columna, evitando por tanto los problemas inherentes a la via postererior habitual y relacionados con el despegamiento de la musculatura y la manipulación de los elementos nerviosos.

Este tipo de abordaje se realiza a nivel lumbar a través del músculo psoas, aunque recientemente se ha planteado también el abordaje anterior a este músculo, por lo que no seria necesario la disrrupción lateral del mismo.

El problema fundamental consiste en la retracción de los elementos nerviosos que están próximos a los instrumentos de separación muscular, y que pueden producir problemas sensitivos o incluso motores de la pierna del lado que se interviene, que la mayor parte de las veces son transitorios. Para intentar disminuir al máximo estos problemas, es necesario realizar la intervención monitorizando los nervios de las piernas; no obstante y a pesar de todas las medidas, no se puede conseguir un riesgo nulo.

A través de este abordaje se pueden realizar la extirpación de los discos, y colocar en su lugar cajas, que rellenas de injerto o sustituto óseo, pueden conseguir efecto de descompresión, de corrección de deformidad etc. 

Estas cajas pueden no tener un estabilidad inmediata, por lo que se suelen asociar a elementos de fijación, como son barras y tornillos que se pueden colocar por via posterior de forma percutánea, o incluso con tornillos o placas por la misma via lateral.

Este mismo abordaje se puede utilizar en algunos casos de tumores o infecciones.


LOS PACIENTES SOMETIDOS A TRATAMIENTO MEDIANTE VIA LATERAL

Si la operación ha transcurrido sin incidencias, la recuperación suele ser rápida, permitiendoseles la deambulación a las 24-48 h después de la operación.

En cualquier caso el tiempo de recuperación tiene también relación con la patologia causante.