SACROILEITIS O DOLOR SACROILIACO

Tratamiento de la SACROILEITIS O DOLOR SACROILIACO

Las infiltraciones son la piedra angular del diagnóstico y tratamiento de esta patologia, ya que además de ayudarnos a identificar la fuente del dolor, muchas veces pueden ser resolutivas.

El problema es que las infiltraciones no son absolutamente exactas, debido al difiicil acceso anatómico que oblitga a hacerlas con control de rayos X o incluso escanner (TAC).

Otras formas no invasivas de tratamiento, como la rizolisis, no han desmostrado utilidad.

Si la sintomatologia permanece en el tiempo, y existe una respuesta positiva a las infitlraciones (mejoria al menos, mientras dura la anestesia local), se puede realizar un fusión de la articulación, la cual tiene pocas repercusiones funciionales. Actualmente estamos realizando esta cirugia mediante técnicas minimamente invasivas, sin ser necesario desinsertar como haciamos antes, toda la musculatura glútea.

 


Recuperación de la SACROILEITIS O DOLOR SACROILIACO

La recuperación tras la intervención, es bastante rápida, iniciando el paciente la marcha a las 24 horas, con ayuda de dos bastones, que abandona generalmente en 10-12 dias, realizando una marcha progresiva.