• Home/
  • Rizolisis e infiltraciones

Rizolisis e infiltraciones

Son una herramienta más en el tratamiento del dolor lumbar. Este tipo de intervenciones no precisa anestesia general y se pueden realizar de forma segura en la mayor parte de los pacientes mediante anestesia local.

Las infiltraciones consisten en la inyección de antestésico local asociado a un producto antiinflamatorio, generalmente corticoides, y buscan conseguir un alivio parcial y la mayor parte de los casos temporal de la sintomatología del paciente.

Las infiltraciones pueden colocarse en diferentes regiones anatómicas, y teniendo cada una de ellas, indicaciones específicas.

Las infiltraciones pueden incluso realizarse con fin diagnóstico, ya que el alivio de la sintomatología tras la inyección de anestésico local, nos ayuda a localizar de manera topográfica la causa del dolor.

La rizolisis por otra parte, consiste en la denervación de la rama posterior del nervio raquídeo que transmite la inervación de las articulaciones interapofisarias, y estaría indicado en los casos en que el dolor se origine en ellas, no obstante el resultado del procedimiento es satisfactorio solamente en un 50-60 % de los pacientes.

Por otra parte, algunos pacientes a los que se realiza una rizolisis y que inicialmente tienen buen resultado, pueden volver a tener dolor debido a la reinervación que ocurre en algunos casos a los 9 meses o un año de la intervención.