ESGUINCE CERVICAL

Qué es la ESGUINCE CERVICAL

El esguince cervical se produce como consecuencia de un traumatismo sobre el cuello o la cabeza. En el esguince cervical se produce una distensión o estiramiento de las diferentes estructuras del cuello.

En casos graves puede llegar incluso a producirse una fractura o una luxación de alguna de las articulaciones del cuello.


Causas de la ESGUINCE CERVICAL

Aunque se puede producir después de cualquier traumatismo, es muy típico que ocurra después de un accidente de tráfico en el cual un vehículo es alcanzado por detras por otro. 

El ocupante del coche de delante sufre un movimiento de la cabeza debido a la inercia del impacto, en el que la cabeza se desplaza bruscamente hacia atrás posteriormente hacia adelante, y finalmente hacia atrás, lo cual recuerda el movimiento de un látigo, lo cual hace que este proceso sea denominado "latigazo cervical" o "Whiplash injury". No obstante el término "latigazo" tiene connotaciones psicológicas negativas para el paciente que lo padece y debe ser evitado cuando nos refiramos a este proceso.

En" rel="nofollow" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=eUH3BT62mkQ">En este vídeo se explica claramente el mecanismo de esguince cervical por alcance posterior.


Síntomas de la ESGUINCE CERVICAL

La sintomatologia del esguince cervical es bizarra y muchas veces caprichosa, pudiéndose poner de manifiesto no inmediatamente después del traumatismo. 

El dolor cervical es habitual, pero además puede haber cefaleas, mareos, zumbidos de oidos, alteraciones de la visión, pérdida de equilibrio, hormigueos en brazos o pies y en grados extremos alteraciones neurológicas.

 


Diagnóstico de la ESGUINCE CERVICAL

En las fases iniciales el diagnóstico es clinico, basado fundamentalmente en los antecedentes del traumatismo, y la exploración física.

Los estudios radiollógicos simples son de utilidad debiendo descartarse la existencia de una fractura o luxación. Los hallazgos denominados "evaramiento cervical", "espasmo" etc no tienen trascendencia clinica y se pueden deber a múltiples factores, entre los que se encuentra la posición del cuello del paciente en el momento de realizar la radiografia.

Si persiste el dolor a pesar del tratamiento, más allá de las 6 semanas, es necesario completar el estudio mediante radiografias dinámicas, y Resonancia Magnética, la cual puede demostrar la existencia de lesiones de las partes blandas (ligamentos, hernia discal....)